Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Biengranada (Chenopodium botrys)
Tipo: Herbácea
Familia: Quenopodiáceas

Castellano: Milgranada, hierba racimosa
Catalán/Català: Bodris
Vasco/Euskara: Guztori

Habitat: Lugares arenosos
Floración: Verano
Se utiliza: Sumidad florida
Usos: Expectorante, Antitúsico, Anticatarral

Planta

Biengranada (Chenopodium botrys)

Denominaciones

Biengranada, Bodris, Chenopodium botrys, Guztori, Hierba racimosa, Milgranada

Descripción

La biengranada es una hierba de color verde amarillento, más o menos ramosa. Suele alcanzar una altura de alrededor de uno a dos palmos y es de carácter anual. Aunque considerada como planta aromática, su olor puede no resultar agradable a todo el mundo. Sus hojas las sostiene un largo rabillo y son de forma redondeada, más anchas por la base que por la punta y con segmentos profundos y de diferentes tamaños.

Es muy común encontrar esta planta por la mayor parte de la Península. Normalmente se cría entre piedras y en lugares arenosos. La podemos encontrar fundamentalmente en los lechos de cauces de ríos sin agua.

Floración

La época de floración de la biengranada suele ser en verano. Sus flores son muy pequeñas y nacen agrupadas en ramilletes que se sitúan en los extremos de las ramas y del tallo; no suelen presentar hojas interflorales. Cada flor está compuesta por cinco hojas pequeñas unidas en la base ligeramente y por cinco estambres. Dentro del cáliz se encuentra encerrado el fruto, redondeado y de color negro.

La parte más empleada de esta planta son sus flores, que son recolectadas durante todo el verano y se utilizan inmediatamente, puesto que si se dejan secar pierden parte de sus propiedades. También se recolectan las hojas y los tallos.

Aplicaciones

La planta recién recolectada está formada por aldehídos, cetonas y fenoles, pero en el momento en que se empieza a secar pierde estos componentes activos y con ellos su aroma.

Se emplea como pectoral, resultando verdaderamente eficaz cuando está en estado fresco. El problema radica en que en la época de catarros la planta ya se ha secado, y, por tanto, ha perdido sus virtudes.

Esta planta facilita la expectoración, además de tener propiedades sudoríficas y de ser un buen calmante para la tos. Históricamente, en Francia, la biengranada se utilizaba para conservar los lienzos y los vestidos, a los que daba buen olor y defendía de las polillas.

Administración

  • Infusión. Se echa una onza de la hierba, florida y recién cortada, en medio litro de agua hirviendo; después se tapa y se retira del fuego. Se debe servir lo más caliente posible, y prepararlo de nuevo cada vez.
  • Tintura. En verano se echa la planta en alcohol, y al cabo de nueve días se filtra por un papel y se guarda en un lugar fresco.
  • Cocción. Se echa una cucharadita de tintura de biengranada a un cocimiento de hojas de malva cuando esté bien caliente, y se toma esta mezcla sin esperar a que se enfríe. Si el sabor no resulta muy agradable se puede endulzar con azúcar.