Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Bufalaga (Thymelaea tinctoria)
Tipo: Arbusto
Familia: Timeleáceas

Castellano: Bufaralda
Catalán/Català: Herba de Montserrat

Habitat: Terrenos calcáreos
Floración: Otoño
Se utiliza: Hojas secas
Usos: Purgante, Laxante, Tinte de lana

Planta

Bufalaga (Thymelaea tinctoria)

Denominaciones

Bufalaga, Bufaralda, Herba de Montserrat, Thymelaea tinctoria

Descripción

La bufalaga es una mata cuya medida oscila entre los 25 y los 40 cm de altura. La base de esta cepa es muy leñosa pero los vástagos son verdes y muy poblados de ramas y hojas. Estas hojas son de forma lanceolada, con el extremo muy redondeado, y están recubiertas de un vello corto y suave, al igual que el resto de la planta.

La bufalaga se puede encontrar sobre todo en la zona este de la Península Ibérica, aunque también puede hallarse en el resto de España, pero de forma mucho más ocasional.

Se cría entre matorrales y bosques de terrenos calcáreos.

Floración

La época de floración empieza en octubre para continuar después durante todo el otoño, invierno y parte de la primavera.

Las flores son de color amarillo y nacen aisladas en las axilas de las hojas. El cáliz es de forma tubular y está dividido en cuatro lóbulos. La corola también se divide en cuatro pétalos, todos ellos con la misma forma, por lo que dan a la planta un aspecto muy uniforme.

La parte recolectada son las hojas, que se recogen durante cualquier época del año; siempre es preferible que la época de recolección coincida con la época de floración, cuando los principios de la planta se encuentran más activos.

Una vez recolectadas las hojas, se amontonan en un lugar sin humedad y soleado, y cuando ya estén completamente secas se almacenan en un lugar sombrío pero sin humedad.

Aplicaciones

Está compuesta por una resina muy activa, al igual que muchas de las componentes de su familia.

Se considera que tiene propiedades como purgante y laxante, pero no es recomendable su uso en ningún caso ya que puede producir efectos secundarios muy desagradables, llegando incluso a causar la muerte. Por lo tanto, no debe utilizarse en ningún caso como remedio casero.

Antiguamente también se aplicaba externamente, pero esto tampoco debe hacerse pues puede producir inflamaciones importantes e incluso ampollas por toda la piel.

Administración

  • Cocimiento. Se pone agua a hervir mezclada con 1 gr. de la planta. Este preparado se utilizaba como purgante en la antigüedad, pero hay que insistir en que su uso es muy peligroso.
  • Emplasto. Se ponen a macerar durante 10 horas las hojas de la bufalaga y se aplican sobre la piel en forma de emplasto. También se debe ser muy prudente con este preparado porque puede producir graves problemas en la piel, así que recomendamos que no se utilice.