Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Cardo mariano (Silybum marianum)
Tipo: Herbácea
Familia: Compuestas tubulifloras

Castellano: Abrepuño, alcachofa, alcarcil borriquero, alcauciles, argolla, arzolla, bedegar, cardancha, cardancho, cardanchos, cardencha, cardincha, cardinchas, cardincho, cardo, cardomarino, cardo blanco, cardo borde, cardo borriqueño, cardo borriquero, cardo burral, cardo burreño, cardo burrero, cardo capotero, cardo capotudo, cardo de argolla, cardo de asno, cardo de borrico, cardo de burro, cardo de maría, cardo de Santa María, cardo lechal, cardo lechar, cardo lechero, cardo manchado, cardo maría, cardo mariano, cardo marinapo, cardo meriano, cardoncha, cardo pelotero, cardo pinto, cardo platero, cardos alcachoferos, cardo santo, cardo zapero, carduncho, cartamo marino, cártamo mariano, escarciles, escardancha, hedegar, lechero, mariana, molinillo, penca, pescaico, pincho burrero, pincho vulanero, silybo
Catalán/Català: Card marià, card lleter, card de la llet de la Mare de Déu, card tacat, card burral, escoardot de nostra senyora
Gallego/Galego: Cardo leiteiro, cardo de santa María
Vasco/Euskara: Maria`ren khardia

Habitat: Caminos incultos
Floración: Mayo
Se utiliza: Frutos
Usos: Colagogo, Digestivo, Antipirético

Planta

Cardo mariano (Silybum marianum)

Denominaciones

Card mariá, Cardo de María, Cardo mariano, Carduus lactifolius Stokes, Carduus mariae Crantz, Carduus marianus L. basónimo, Carduus versicolor Salisb., Carthamus maculatus (Scop.) Lam., Centaurea dalmatica Fraas, Cirsium maculatum Scop., Escoardot de nostra senyora, Maria`ren khardia, Mariana, Mariana lactea Hill, Silybum maculatum, Silybum mariae (Crantz), Silybum marianum, Silybum pygmaeum Cass.

Descripción

El cardo mariano es una planta muy vigorosa y decorativa, que puede alcanzar una altura de metro y medio, herbácea anual o bienal, originaria de Europa y fácilmente distinguible por sus hojas, recorridas en su haz por franjas de color blanco lechoso.

Tiene una gruesa raíz ramificada que da lugar a una roseta de hojas ovaladas, de 30 cm. de largo, rodeada de dientes irregulares y espinas coriáceas, verdes y brillantes, recorridas por nervios blancos.

La cabezuela es grande, con las brácteas externas rematadas en una recia espina. Las flores tienen color de rosa y los estambres interiores están soldados en un solo haz.

Hojas ovaladas de hasta 30 cm, las basales distribuidas en roseta, bordes con lóbulos irregulares y espinas, color verde brillante con nervios blancos; altura entre 20 y 180 cm.

flores de color rosa intenso que suelen aparecer el segundo año pudiendo alcanzar hasta los 8 cm de diámetro.

Brácteas externas en forma de pincho curvo con espinas laterales en una base dilatada, las medias/internas con espinitas próximas a un apex también espinoso; las más internas prácticamente foliáceas y sin espina apical.

El cardo mariano crece silvestre en el sur de Europa, norte de África, y Oriente Medio; y se cultiva en Hungría, Argentina, Venezuela y China.

Se cría en lugares incultos, al borde de senderos y carreteras de todo el país, abundando más en el sur.

Floración

Florece en los meses de mayo y junio. Se reproduce por medio de los frutos, que se llaman aquenios; éstos se siembran en otoño directamente en la tierra. La germinación tiene lugar una semana más tarde. En las regiones de alta montaña, las plantas sembradas en primavera florecen dentro del mismo año, pero los frutos no llegan a madurar; por eso se prefiere hacer la siembra en otoño. Las semillas se plantan en hilera, separadas unas de otras unos 60 cm. La parte que interesa con fines terapéuticos es el fruto (aquenio). Para su recolección primero se cortan las cabezuelas y luego se dejan caer los aquenios.

Aplicaciones

Los frutos contienen aceites, albuminoides, taninos y un principio amargo. Además, en su composición también encontramos flavo-lignanos como la silimarina y otros compuestos afines. Tiene acciones aperitivas, colagogas, acción protectora sobre el hígado, acción digestiva, diurética y antipirética. En el cocimiento de los frutos molidos se han encontrado diversas aminas como la histamina, la tiramina y la agmatina. Por estos compuestos se ha estudiado la posibilidad de emplear los frutos en personas que padecen de tensión baja, para evitar bruscas caídas de presión. En uso externo el cardo mariano se utiliza para aliviar hemorroides, varices y úlceras de piernas.

Las semillas del cardo mariano se han venido usando desde hace siglos con fines medicinales. De ellas se obtienen sustancias como la silimarina, que se usa en afecciones crónicas del hígado y la vesícula biliar; o la silibinina (o derivados de la misma), que se usa en casos de intoxicación por ingestión de amanitas (por ejemplo la amanita phalloides o la amanita muscaria). Otras sustancias de interés medicinal presentes en las semillas son la silydianina y la silychristina.

Otros beneficios atribuidos al cardo mariano incluyen los siguientes:

- Interviene favorablemente en casos de litiasis (piedras en riñones y vesícula)

- Normaliza la glucemia (baja el azúcar en sangre)

- Es el más potente hepatoprotector1 conocido con acción sobre cirrosis, hepatitis, hígado graso, envenenamiento hepático.

- Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.

- Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.

- Impide la peroxidación lipídica (acción antioxidante en tejidos grasos)

- Induce la apoptosis en células cancerosas.

- Rebaja los niveles de colesterol.

- Reduce la insulinorresistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis.

- Puede tener aplicaciones en la prevención del cáncer.

- Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida.

- El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca.

- Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto.

Administración

  • Infusión. Una cucharadita pequeña por taza de agua hirviendo. Se deja reposar un poco y se toma antes de las comidas. Los frutos se machacan o muelen previamente. La dosis de estos puede aumentarse si se desea, ya que son completamente atóxicos. Únicamente no está recomendado en personas que sufren de hipertensión arterial, por la presencia de tiramina.
  • Extracto. Si partimos del extracto fluido, se usa a razón de 30-50 gotas, 3 veces al día. También se dispone del extracto seco, pudiéndose tomar de 0,5 a 1 gr. al día. En el mercado farmacéutico se dispone de muchas especialidades que contienen cardo mariano, bien solo o asociado a otras plantas. Entre las presentaciones simples cabe destacar la solución hidroalcohólica, cápsulas, planta troceada, comprimidos, extracto y tabletas.

Fotos de Cardo mariano (Silybum marianum)