Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Dragón (Antirrhinum majus)
Tipo: Herbácea
Familia: Escrofulariáceas

Castellano: Dragoncillo, morros de lobo
Catalán/Català: Boca de dragó
Gallego/Galego: Herba do can
Vasco/Euskara: Kukuprraka

Habitat: España
Floración: Abril y verano
Se utiliza: Flores
Usos: Emoliente tópico

Planta

Dragón (Antirrhinum majus)

Denominaciones

Antirrhinum majus, Boca de dragó, Dragón, Dragoncillo, Herba do can, Kukuprraka, Morros de lobo

Descripción

El dragón es una planta perenne perteneciente a la extensa familia de las escrofulariáceas. Posee unos tallos endurecidos en la base, de no más de 1 m. de altura, con las hojas lanceoladas, de bordes enteros y sostenidas por cortos rabillos. Las flores forman largos racimos en los extremos del tallo. El fruto es una cápsula que se endurece al madurar y se abre por tres orificios en la parte superior.

Se cría en laderas algo rocosas, entre muros, piedras, etc., de casi toda la Península. Al ser una planta ornamental se suele cultivar en jardines, con numerosas variedades de todos los colores.

Floración

El dragón comienza a florecer a partir del mes de abril y continúa durante toda la primavera y verano. De la recolección interesan las flores, que se pueden recoger durante toda la época florida. Una vez arrancadas de su planta, se ponen a secar a la sombra y rápidamente se guardan en frascos herméticos. En general es importante, después de cualquier proceso de secado, proteger de la humedad el material, ya que normalmente tiende a captar agua del ambiente, pudiendo alterarse con ello sus propiedades medicinales.

Aplicaciones

Las flores contienen diversos pigmentos de naturaleza glucosídica, según el color de las mismas. Así, las flores amarillas contienen luteolina y pequeñas cantidades de apigenina. Las de color marrón marfileño contienen solo apigenina. Por último, las rojas y anaranjadas contienen los dos compuestos anteriores y dos antocianinas, una de ellas llamada antirrinina.

Aunque la composición de esta planta se conoce al detalle, en realidad sus propiedades medicinales son muy escasas. Tan solo se sabe que posee acciones como emoliente de uso externo, es decir, que es capaz de ablandar tejidos. Así, se ha empleado en forma de cataplasmas para ablandar tumoraciones de la piel. También se le atribuyen acciones estimulantes, aunque no está demostrada su eficacia. En la actualidad, esta hierba es únicamente ornamental. Dentro de esta familia tenemos especies mucho más interesantes y de numerosas aplicaciones. A lo mejor, en un futuro no muy lejano, se descubren propiedades desconocidas hasta ahora y se empieza a utilizar por todo el mundo; por ahora, sin embargo, la dejaremos en el jardín para que lo adorne con sus flores multicolores.

Administración

  • Uso externo. La única forma de administrar esta planta es como cataplasma en tumores.