Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Dulcamara (Solanum dulcamara)
Tipo: Herbácea
Familia: Solanáceas

Castellano: Morella amargant
Gallego/Galego: Escuernacabras
Vasco/Euskara: Azari-matz

Habitat: Baleares y Península
Floración: Mayo
Se utiliza: Tallos
Usos: Diurético, Artritis,gota,obesidad

Planta

Dulcamara (Solanum dulcamara)

Denominaciones

Amaradulce, Azari-matz, Dulcamara, Escuernacabras, Morella amargant, Solanum dulcamara

Descripción

La dulcamara es un pequeño arbolito, lignificado en su base, que posee largos tallos trepadores cubiertos de hojas lanceoladas. En su axila se forman inflorescencias cimosas compuestas de flores violetas. El fruto es una baya ovoide, roja en la madurez. Los tallos tienen un sabor amargo que luego se vuelve dulce.

Se cría entre la maleza, en los muros y en las formaciones que crecen junto a los ríos entre las cañas. En España se encuentra por toda la Península e islas Baleares.

Floración

Florece de mayo en adelante, hasta casi entrado el otoño. De la recolección interesan los tallos, que deben de tener por lo menos dos años; se cortan en trozos y se ponen a secar a una temperatura máxima de 40 °C. Los frutos no se utilizan por ser muy tóxicos, aunque generalizando toda la planta es bastante tóxica y hay que tener mucha precaución a la hora de utilizarla.

Aplicaciones

La dulcamara contiene un glucoalcaloide llamado solaneina. También contiene un saponoide no glucósido y un glucósido. En general, su composición es compleja y no del todo conocida. Lo que está fuera de toda duda es que se trata de una planta venenosa y de difícil manejo. Es ligeramente narcótica y se ha empleado contra las bronquitis y la tos convulsiva, para paliar los catarros intestinales dolorosos, para las molestias del reuma y, en medicina popular, se ha utilizado mucho como especie depurativa.

En cuanto a su toxicidad, se sabe que los alcaloides que entran en su composición provocan trastornos gastrointestinales, vómitos y diarreas.

También se puede emplear de forma externa, para tratar eczemas y en particular para la psoriasis. Últimamente, las sustancias activas de esta planta se están estudiando más en profundidad y así se ha observado que mediante determinadas manipulaciones en estos compuestos se pueden obtener sustancias de tipo hormonal, muy útiles para la industria farmacéutica.

Administración

  • Infusión. Al 2% como máximo. Se prepara una infusión de la cual se pueden tomar tres tazas al día.
  • Decocción. Se hierven 40 gr. de corteza en un litro de agua durante un rato; posteriormente se filtra el líquido y se bebe en 2 ó 3 tazas diarias. Esta preparación se emplea mucho para combatir dolores artríticos.
  • Cataplasma. Se hierve durante 15 minutos en tres cuartos de litro de vino rosado, tres puñaditos de hojas secas y 100 gr. de harina de linaza. Cuando la preparación espesa, se añaden 100 gr. de grasa animal. Se extiende esta mezcla sobre una gasa y se deja enfriar un poco, aplicándola seguidamente sobre forúnculos y granos.