Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Endrino (Prumus spinosa)
Tipo: Arbusto
Familia: Rosáceas

Castellano: Andrino, ciruelo andrino
Catalán/Català: Gargoller, aranyoner
Gallego/Galego: Ameixeira
Vasco/Euskara: Elorri baltz, aran

Habitat: Laderas y ribazos del país
Floración: Marzo y abril
Se utiliza: Frutos, hojas, flores y corteza
Usos: Diurético, Antipirético, Espasmolítico

Planta

Endrino (Prumus spinosa)

Denominaciones

Ameixeira, Andrino, Aran, Aranyoner, Ciruelo andrino, Elorri baltz, Endrino, Gargoller, Prumus spinosa

Descripción

El endrino es un arbusto perteneciente a la familia de las rosáceas, que forma densas espesuras impenetrables gracias a su fácil reproducción por retoños que brotan espontáneamente de sus raíces. Puede llegar a alcanzar hasta los 2 metros de altura; las ramas son espinosas y llevan insertas pequeñas hojas ovales y pecioladas. El fruto -la endrina- es siempre redondo, más o menos grande, de color azul oscuro.

El endrino se cría en laderas secas donde da el sol y no necesita un terreno rico en nutrientes. En España se encuentra por toda la zona norte, mientras que en el sur es bastante menos frecuente.

Floración

El endrino florece en marzo y abril. De la recolección interesan principalmente el fruto y las flores; el primero se recoge a finales del verano, cuando está bien maduro, e incluso algo pasado. En cambio, las flores han de recolectarse al comienzo de la primavera y ponerlas a secar con cuidado.

Aplicaciones

Desde el punto de vista terapéutico la parte más útil es el fruto. También se utilizan -aunque en menor medida- las flores, las hojas y la corteza, aunque esta última puede resultar tóxica si se ingiere, por contar con un compuesto peligroso. En los frutos del endrino se encuentran taninos, diversos ácidos orgánicos, azúcares, pectina, flavonoides y un pigmento rojo llamado pruniciamida. Se han utilizado desde siempre como astringentes, antidiarreicos y estimulantes del apetito; las flores, en cambio tienen poder laxante y diurético.

La corteza y las hojas poseen efecto hipoglucemiante, antinflamatorio y antipirético, pero no hay que olvidar que en la corteza hay sustancias potencialmente peligrosas, una de las cuales es el ácido prúsico.

Administración

  • Confituras. Con el fruto bien maduro -incluso algo pasado- se preparan todo tipo de mermeladas y confituras, bien azucaradas para contrarrestar la acidez.
  • Jarabe. Con 1/2 Kg. de endrinas y otro tanto de azúcar. Se pone a hervir durante 15 ó 20 minutos; luego se cuela el jarabe y se exprime el residuo. Resulta muy útil para combatir la diarrea y se puede tomar cuanto sea necesario. Si este jarabe se deja hervir más tiempo, se obtiene entonces una compota, con las mismas aplicaciones.
  • Tisana de flores. Un puñadito de flores de endrino que se escaldan en una taza de agua en ebullición; tomando una taza en ayunas se obtiene un suave efecto laxante.
  • Decocción al 3% de corteza y hojas: una cucharada pequeña por taza, se deja hervir durante 5 minutos. Se pueden tomar hasta 2 tazas al día, después de las comidas. También se puede aplicar localmente como antiinflamatorio: basta con empapar una compresa en la solución y aplicarla en la zona a tratar.
  • Vinos, licores. Con los endrinos se preparan bebidas de alta graduación alcohólica, algunas de ellas muy populares en determinadas zonas del país. La única precaución a tener en cuenta en la elaboración de estas bebidas es no machacar del todo el fruto, porque la semilla contenida podría resultar nociva; y por supuesto no tomar más de 1 ó 2 copitas al día.