Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Girasol (Helianthus annuus)
Tipo: Herbácea
Familia: Compuestas tubulifloras

Castellano: Flor del sol
Catalán/Català: Mira-sol
Vasco/Euskara: Ekhilili

Habitat: Huertos
Floración: Verano
Se utiliza: Cimas floridas y semillas
Usos: Hipolipemiante, Antipirético, Nutritivo

Planta

Girasol (Helianthus annuus)

Denominaciones

Ekhilili, Flor del sol, Girasol, Helianthus annuus, Mira-sol

Descripción

Es una planta herbácea, de gran porte, que puede alcanzar los dos metros de altura y que tiene una vida de un año, durante el cual crece, florece y da semillas que germinarán al año siguiente.

Para su óptimo desarrollo necesita de una gran cantidad de horas de insolación y mucha humedad.

Posee hojas de forma triangular, ásperas al tacto.

Los frutos -que popularmente se denominan "pipas-" son grandes, de unos dos centímetros de largo, y de color blanco, gris o negro, según la variedad de que se trate.

Floración

La floración se produce en los meses de verano.

Esta planta tan peculiar debe su nombre al hecho de que mueve su gran inflorescencia siguiendo el movimiento solar, de forma que al amanecer la orienta hacia el este y continúa girando a medida que avanza el día, hasta quedar orientada hacia el poniente; así, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre ella.

Las inflorescencias son muy grandes, lo que en ciertas ocasiones hace que el tallo se incline por su propio peso; a su alrededor se encuentran unas lígulas alargadas de color amarillo.

La recolección se efectúa cuando las semillas están maduras.

Aplicaciones

Contiene una gran cantidad de ácido linoleico, oleico, palmítico, esteárico y otros ácidos grasos insaturados, por lo que las semillas se emplean en dietas indicadas en personas con un alto nivel de colesterol en sangre, ya que está demostrado que, administrado de forma habitual, se consigue una considerable disminución en el nivel del mismo.

Asimismo, las semillas poseen lecitina y ácido cafeico, lo que le confiere cierto valor nutricional.

Las flores y hojas cuentan con algunas sales minerales como calcio y fósforo, junto con otros productos, razón por la cual se las utiliza como antipiréticos, anticatarrales...

Administración

  • Aceite de girasol. De empleo habitual alimentario, resulta muy recomendable tanto por las características ya mencionadas como por el coste bastante menor que supone en comparación con otros aceites de similares características, como el de oliva; aunque hay que evitar el excesivo reciclado y recalentamiento del mismo a fin de que no se formen sustancias nocivas, que también pueden crear sabores extraños.
  • Tintura de girasol. Se emplean las cimas floridas, que se cortan en el momento; también se pueden incluir, cortadas en rodajas, zonas jugosas del tallo -aunque carezca de flores- que suelen estar situadas en la parte más alta de la planta. Se seleccionan a partes iguales las cimas floridas y los tallos, hasta completar 100 gramos; se añaden 900 mililitros de alcohol, dejándolo macerar durante una semana como mínimo, y después de proceder a una filtración se pueden tomar de este líquido 50 gotas en las dos principales comidas, con un poco de agua. Este preparado se puede emplear como antipirético.