Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Hierba del mal gra (Ranunculus parnassifolius)
Tipo: Herbácea
Familia: Ranunculáceas

Habitat: Laderas pedregosas de los Pirineos
Floración: Junio
Se utiliza: Planta entera
Usos: Cáustica, Vesicante

Planta

Hierba del mal gra (Ranunculus parnassifolius)

Denominaciones

Hierba del mal gra, Ranunculus parnassifolius

Descripción

Esta planta puede alcanzar como máximo 10 cm de altura. Está formada por un tubérculo del que parten numerosas raíces que pueden llegar a medir entre 15 y 20 cm de longitud. Normalmente se puede encontrar debajo de él el tubérculo del año anterior con las raíces mucho más delgadas.

El tallo también nace del tubérculo; de él parten las hojas, que tienen forma ovalada, son carnosas y de bordes lisos.

Se puede encontrar en la zona norte de la Península, normalmente en altitudes por encima de los 2.000 m; en montañas como la cordillera cantábrica y especialmente en el Pirineo.

Se cría en laderas pedregosas, en zonas donde no hay tierras de labor ni regadíos.

Floración

Las flores se crían en el extremo superior del tallo y están formadas por cinco pétalos blancos y muchos estambres. La hierba del mal gra empieza a florecer a principios de junio, aunque según la zona en que se encuentre puede florecer más tarde.

Los frutos de esta planta son bastante pequeños, tienen forma ovalada y se encuentran todos juntos y apiñados.

Se recolecta la planta entera para su posterior uso. Normalmente se utiliza seca, por lo que es conveniente almacenarla en lugar sombrío para que pueda secarse del todo.

Aplicaciones

Su composición es desconocida, pues prácticamente no se utiliza en medicina y por ello no se han investigado mucho sus componentes.

Es una planta que se emplea como remedio casero, especialmente entre los pastores de la zona de los Pirineos; antiguamente la utilizaban para combatir lo que ellos llamaban "el mal gra", es decir, tumores difíciles de curar o que la medicina tradicional consideraba incurables. Nos referimos a los tumores cancerosos.

Al igual que otras especies de la familia de las ranunculáceas, la hierba del mal gra es una planta cáustica y vesicante, es decir, que el contacto de esta planta con las manos u otra parte del cuerpo puede provocar ampollas y quemaduras en la piel, por lo que es conveniente cogerla con guantes.

De todas formas, la hierba del mal gra no se utiliza en ninguna zona fuera de los Pirineos, a pesar de que también se halla en los Alpes o en zonas montañosas cercanas.

Administración

  • Cataplasmas. Se desmenuza bien la planta y después se tritura formando un emplasto. Se aplica sobre la zona afectada para curar tumores. Esta planta se utiliza siempre de forma externa para evitar posibles complicaciones. Es necesario tener precaución con ella, ya que es bastante desconocida y nunca ha sido utilizada en medicina tradicional.