Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Ipecacuana (Cephaelis ipecacuanha)
Tipo: Herbácea
Familia: Rubiáceas

Castellano: Raicilla, ipeca

Habitat: Selva tropical húmeda Brasil, India y Malasia
Floración: No tiene
Se utiliza: Raíz
Usos: Expectorante, Emético, Amebicida

Planta

Ipecacuana (Cephaelis ipecacuanha)

Denominaciones

Cephaelis ipecacuanha, Ipeca, Ipecacuana, Raicilla

Descripción

La ipecacuana es una planta herbácea perteneciente a la familia de la rubiáceas. No alcanza más de 40 cm. de altura, sus hojas opuestas son de hasta 7 cm. de largo, de color verde oscuro brillante en la cara superior y más claro en la inferior. Se cultiva principalmente en la selva tropical húmeda de Brasil, la India y Malasia, encontrándose otras variedades por toda Centroamérica. Es una planta conocida desde la antigüedad, sobre todo por sus virtudes eméticas, es decir, la facilidad que tiene para provocar el vómito.

Floración

La ipecacuana florece antes del verano, recolectándose las raíces cuando la planta se encuentra marchita, ya que es en este momento cuando mayor concentración en principios activos tiene. Las raíces se presentan en fragmentos más o menos tortuosos, con un diámetro que oscila entre 4 y 10 mm., dependiendo de la especie de origen y de la edad de la planta en el momento de la recolección. La superficie es de color pardo y está anillada. La corteza es gruesa, de sección grisácea y a veces se desprende dejando un anillo central visible, de pequeño diámetro y de color pardo claro. Estas raíces pueden ir acompañadas de algún trozo de rizoma. El sabor de la raíz es un poco amargo, algo nauseabundo y acre.

Aplicaciones

Los principios activos de la raíz de ipecacuana son varios alcaloides que se encuentran en una proporción que varía entre el 2 y el 4%. Se sitúan en la zona cortical de la raíz y los principales son la emetina y la cefelina, que van acompañados de cantidades menores de otros alcaloides de menor importancia.

La raíz de ipecacuana tiene propiedades expectorantes, eméticas y antiamebianas, debidas a la acción de sus alcaloides. Las propiedades expectorantes se manifiestan en dosis bajas por vía oral; en dosis superiores da lugar a fuertes vómitos, mayores cuanto mayor sea la dosis. Estos efectos se producen a través del centro del vómito gracias a una acción irritante sobre la mucosa gástrica y a una activación de la zona gatillo del área postrema del bulbo, aunque la contribución de este último mecanismo al efecto emético -en las dosis utilizadas para intoxicaciones agudas- no parece muy importante. Entre los alcaloides de la ipecacuana, la cefelina es la que presenta propiedades eméticas más acentuadas. Como emético se emplea en forma de jarabe, que se debe administrar junto con mucha agua para distender las paredes del estómago y favorecer el vómito, que suele aparecer al cabo de unos 20 minutos. En cuanto a las propiedades amebicidas, estas se deben principalmente a la emetina. Su mecanismo de acción actúa impidiendo la multiplicación de determinados parásitos.

Administración

La ipecacuana se utilizaba antiguamente de forma doméstica, no sin problemas de efectos secundarios, por lo que se empezó a racionar su uso por parte de personal no especializado. En la actualidad existen jarabes y otros preparados que contienen raíz de ipeca; pero su empleo debe dejarse en manos de personas expertas, es decir, médicos y farmacéuticos.