Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Lauroceraso (Prunus lauro-cerasus)
Tipo: Árbol
Familia: Rosáceas

Castellano: Laurel cerezo
Catalán/Català: Llorer reial
Gallego/Galego: Loureiro romano

Habitat: Valles del Cáucaso
Floración: Marzo y abril
Se utiliza: Hojas
Usos: Tóxico, Aromatizante, Estimula respiración

Planta

Lauroceraso (Prunus lauro-cerasus)

Denominaciones

Laurel cerezo, Lauroceraso, Llorer reial, Loureiro romano, Prunus lauro-cerasus

Descripción

El laurel cerezo es un hermoso árbol de gran porte que se mantiene verde todo el año, con unas hojas muy parecidas a las del laurel: recias, lampiñas, verdinegras en el haz y más pálidas en el envés, con dientes en los bordes y sostenidas por un pequeño rabo. Las flores son blancas y se encuentran agrupadas en ramilletes erguidos que nacen en los encuentros de las hojas. Los frutos son como pequeñas olivas negras. Las hojas, si se mastican, saben a almendras amargas.

Se cría por la zona del Cáucaso y por las costas meridionales del mar Negro. En nuestra península se puede ver como especie cultivada, y normalmente como árbol ornamental en jardines.

Floración

Florece entre marzo y abril y sus frutos maduran un poco más tarde. De la recolección interesan las hojas, donde se encuentran los principios activos medicinales. Se deben recoger las hojas más jóvenes. Para su uso medicinal deben de estar en estado fresco.

Aplicaciones

Las hojas contienen un glucósido llamado prulaurasina que, mediante determinados procesos, libera ácido cianhídrico, responsable de su olor a almendras amargas. Este ácido es tremendamente tóxico, por lo que se desaconseja totalmente el uso de esta planta sin un debido control. En cuanto a las acciones que se le atribuyen, la más aceptada es la que se refiere a su comportamiento como antiespasmódico, empleándose principalmente contra la tos convulsiva. Además es sedante nervioso y estimulante respiratorio. Pero es necesario recalcar que su empleo puede ocasionar más problemas que beneficios, así que solo debe utilizarse como aromatizante. Los síntomas más característicos de intoxicación por hojas de lauroceraso son los siguientes: náuseas, vómitos, palpitaciones y elevación de la temperatura corporal. Esta planta empezó a ser usada con fines medicinales en el siglo XVIII, y ya entonces produjo numerosas víctimas, algunas de ellas mortales. El primer empleo que se dio a este árbol fue como adorno de jardines, hasta que alguien descubrió en él ciertas propiedades. Posiblemente, no habríamos perdido nada si hubiera seguido utilizándose sólo como planta ornamental, pues sus virtudes se encuentran en otras muchas especies menos tóxicas.

Administración

    Dada su gran toxicidad, nos limitaremos a exponer aquellas formas farmacéuticas de uso externo.
  • Infusión. Se hierven en un litro de agua 20 g. de hojas; se deja enfriar la infusión y se utiliza de forma externa para lavar partes inflamadas.
  • Agua de laurel-cerezo. Usada como antipruriginoso. Se prepara a partir de las hojas del árbol. Es posible también adquirirla en farmacia, pero sin olvidar que no debe usarse más que externamente.