Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Mezereon (Daphne mezereum)
Tipo: Arbusto
Familia: Timeleáceas

Castellano: Mecéreon, lauréola hembra
Catalán/Català: Herba dels fics, tintorell
Vasco/Euskara: Ario, erenoski

Habitat: Bosques del Pirineo
Floración: Primavera
Se utiliza: Resina de la corteza
Usos: Vesicante, Tinte textil, Tóxico

Planta

Mezereon (Daphne mezereum)

Denominaciones

Ario, Daphne mezereum, Erenoski, Herba dels fics, Lauréola hembra, Mecéreon, Mezereon, Tintorell

Descripción

El mecéreon es un pequeño arbusto que no crece más de un metro de altura. Son características sus ramas grises y flexibles, de las que salen unas flores rosadas que despiden un suave perfume; las hojas son alargadas y solo aparecen después de la floración. Sus frutos son bayas rojas.

Es una planta que crece espontáneamente en gran parte de Asia y Europa y se trata de una especie protegida en mucho países en los que cada vez es más escasa.

En la Península es fácil encontrarla en los bosques del Pirineo -generalmente donde abundan hayas y abetos- entre los 1000 y 2000 metros de altura.

Floración

La planta florece en primavera en la mayoría de los sitios, aunque puede adelantarse a febrero en lugares más abrigados. Los frutos suelen madurar hacia julio. La parte que interesa es la corteza, que hay que arrancar de las ramas más fuertes, al comienzo de la primavera; una vez recogida, se prepara en fardos que se cuelgan hasta su secado total.

Aplicaciones

El mecéreon es una planta extremadamente venenosa; de hecho, su nombre deriva de la palabra "mazeriym", que significa matar. El apetitoso color de sus bayas ha dado lugar a numerosas intoxicaciones, sobre todo en niños. Los efectos tóxicos de estos frutos comienzan tras su ingestión, provocando ardor en la garganta, vómitos y hemorragias. Si no se trata a tiempo, puede desencadenar problemas respiratorios y muerte por colapso. Los animales también son sensibles a esta planta: se calcula que 30 gr. de hojas desecas de mecereon son suficientes para matar a un animal grande, como por ejemplo un caballo. Y en muchas zonas estos frutos se han empleado para exterminar animales dañinos, como zorros y lobos.

La parte activa de esta planta es una materia resinosa, muy inflamatoria, que se localiza principalmente en la parte interna de la corteza, aunque también aparece en menor proporción en las hojas y los frutos. Todas estas partes contienen un glucósido, la dafnina -no considerada tóxica- y una materia colorante muy empleada en la industria textil para teñir la lana de amarillo.

El uso interno de esta planta no está en absoluto recomendado.

Administración

Para consumo humano esta planta solo se recomienda en formas externas, como pomadas y ungüentos, y claro está que siempre bajo estricto control médico. En veterinaria se usa en algunos casos, pero por lo general se prefiere emplear otras plantas de mejor manejo y menos tóxicas.