Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Ortiga muerta (Lamium album)
Tipo: Herbácea
Familia: Labiadas

Castellano: Lamio, lamio blanco, leucada, ortiga blanca, ortiga muerta, ortiga muerta blanca.
Catalán/Català: Ortiga morta, ortiga blanca, falsa ortiga, flor d'ortiga

Habitat: En valles del norte de España
Floración: Primavera
Se utiliza: Sumidad florida, hojas
Usos: Antidiarreico, Astringente, Antiséptico, Cicatrizante, Expectorante, Hemostático

Planta

Ortiga muerta (Lamium album)

Denominaciones

Lamio blanco, Lamium album, Lamium vulgatum var. album (L.), Ortiga blanca, Ortiga morta, Ortiga muerta

Descripción

La ortiga muerta es una planta herbácea, muy parecida a la ortiga mayor aunque sus flores se diferencian morfológicamente. Tiene un tallo anguloso ascendente, con hojas opuestas de forma aovada y grandes dientes en los bordes. Las flores se aglomeran en las axilas de las hojas superiores y toda la planta se halla recubierta por unos finos pelos.

Es una planta nativa de Europa, traída a América durante el proceso de conquista de España. Es una hierba muy corriente en toda Europa, donde suele aparecer como mala hierba en jardines, entre la maleza y en lugares no cultivados. En España abunda en los valles de todo el norte, especialmente en los del Pirineo y la cordillera cantábrica.

Planta herbácea perenne de tallo anguloso ascendente con hojas opuestas cordiformes; crece 5 a 10 dm de altura, las hojas son de 3 a 8 cm × 2 a 5 cm de, son triangulares con base redonda, aserradas superficialmente es muy parecida a la Urtica dioica, las flores son blancas(a esto debe su nombre y al parecido con la ortiga), dispuestas en verticilos; miden 1,5 a 2,5 cm de largo.

Tiene propiedades excepcionales por lo cual este recurso vegetal es muy importante para el estudio farmacognósico: importancia tanto química como médica, así como su uso en el folklore andino.

Habita entre los 500 y 2500 msnm en un clima seco, de temperatura de alrededor de los 10 y 15 °C con escasa humedad, con poco viento, lluvias esporádicas, se encuentra especialmente es zonas de difícil acceso ya que ha esto planta le gusta vivir en zonas con mucha vegetación y disponibilidad de agua, especialmente en los matorrales.

Floración

La ortiga muerta florece con la primavera, prolongándose durante todo el verano; la mejor época para diferenciarla de la ortiga común es precisamente cuando la planta está florida. Para la recolección se recogen las sumidades floridas cuando se están abriendo las primeras flores, pues luego pierden rápidamente sus facultades. Popularmente, la recogida se hace en días secos y soleados, a media mañana, cuando el rocío ya se ha desvanecido. El proceso de secado, a su vez, se ha de realizar rápidamente, extendiendo las sumidades floridas en capas finas, a la sombra, o en secadero a 40 °C. Una vez secas, su olor es meloso y su sabor amargo. Es importante guardarlas al abrigo de la humedad.

Aplicaciones

Popularmente, se han achacado a la planta propiedades depurativas, hipoglucemiantes y antirreumáticas.

Además, externamente se ha utilizado en inflamaciones vaginales, hemorroides, faringitis, estomatitis y quemaduras.

Para aplicaciones medicinales, aunque también sirven las hojas, se recolectan preferiblemente las flores, entre mayo y septiembre. Éstas hay que recogerlas antes de que abran, ya que pierden sus propiedades, y siempre a mano y con tiempo seco; hay que esperar a que el rocío se haya evaporado. Las partes cortadas hay que colocarlas rápidamente en capas finas a la sombra o en secadero, a una temperatura máxima de 40 °C. Las flores ya secas tienen sabor amargo y despiden un olor meloso. Se conservan en sobres o tarros cerrados, y en un lugar oscuro y alejado de la humedad Luego de haber dejado secar la planta de la manera descrita por alrededor de una semana y estabilizado previamente, se procede a hacer el macerado, para ello se toma 10 g de hojas, flores, tallo y raíz y se las coloca en un envase de vidrio ámbar cada una en su respectivo frasco junto con 100 ml de alcohol etílico a 96° y se deja macerar por alrededor de 10 días.

La planta contiene materias tánicas, mucílagos, azúcares, un glucósido y trazas de un aceite esencial. Según algunos autores, también contiene una saponina que disminuye en concentración a medida que se asciende hacia las hojas y las flores.

Sus propiedades farmacológicas más características se refieren a sus acciones tónica y astringente -debidas a los taninos- y antiséptica y levemente hemostática por los flavonoides y fenoles; asimismo, la presencia de mucílago le confiere una acción demulcente. Por todo ello su uso está indicado en diarreas, bronquitis, dolores menstruales y otras afecciones ginecológicas. Popularmente, se han achacado a la planta propiedades depurativas, hipoglucemiantes y antirreumáticas. Además, externamente se ha utilizado en inflamaciones vaginales, hemorroides, faringitis, estomatitis y quemaduras.

Otra característica de esta planta -y que tiene también que ver con su popularidad- es su total inocuidad; incluso en algunos países europeos, en épocas de mucha hambre, se utilizaron sus hojas, hervidas y sazonadas con determinados condimentos, como alimento de primera mano.

Administración

  • Infusión. 30 gr. de sumidades floridas en 1 litro de agua. De esta infusión se pueden tomar hasta 3 tazas al día, preferentemente después de las comidas.
  • Extractos. Si partimos del extracto fluido, se pueden tomar de 20-30 gotas, 3 veces al día; si se trata del extracto seco, basta con una dosis entre 0,5 y 2 gr. al día, repartidos en las comidas.
  • Jarabe. Se puede preparar un jarabe a partir de la tintura de la planta.
  • Uso externo. Hirviendo la planta un par de horas y dejándola luego en maceración se obtiene el mucílago de la planta, muy útil para atenuar el dolor de pies hinchados. Se aplica directamente.

Fotos de Ortiga muerta (Lamium album)