Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Patata (Solanum tuberosum)
Tipo: Herbácea
Familia: Solanáceas

Castellano: Papa, papa americana
Catalán/Català: Trumfera
Gallego/Galego: Pataca
Vasco/Euskara: Lusagarr

Habitat: Andes chilenos y peruanos
Floración: Primavera y verano
Se utiliza: Tubérculos
Usos: Antiácido, Alimento

Planta

Patata (Solanum tuberosum)

Denominaciones

Lusagarr, Papa, Papa americana, Pataca, Patata, Solanum tuberosum, Trumfera

Descripción

Pocas plantas son tan conocidas en el mundo como la patata, por lo menos en lo que se refiere al tubérculo. Desde que se introdujo en España traída de las Américas, su uso se popularizó enormemente; tanto, que hoy día no se concibe una alimentación sin patatas, en cualquiera de sus múltiples variedades. Incluso uno de los platos más típicos españoles, la tortilla española, está hecha a base de patatas fritas y rebozadas en huevo.

Se cría en huertas y campos de secano de toda la Península y Baleares. Actualmente se conocen más de mil variedades o razas de esta especie, obtenidas principalmente por mutaciones e hibridaciones a partir de estirpes naturales.

Floración

Florece en primavera y verano, según las distintas localidades. La parte que interesa no sólo por su valor alimentario sino también por sus propiedades medicinales, es el tubérculo. Este se recolecta entre abril y noviembre, aunque existen tantas variedades y tantos tipos de cosecha que es prematuro dar fechas de recolección. Lo que importa es que se puede disponer de este tubérculo todo el año.

Aplicaciones

La patata contiene abundante almidón, sales minerales, oligoelementos y taninos. También se han encontrado vitaminas B y C. En los tallos y las hojas se han hallado alcaloides, uno de los cuales (el más abundante) es la solamina. Este principio activo aumenta cuando la planta enverdece, bien por la radiación solar o bien al germinar. Este alcaloide es tóxico y puede ocasionar problemas si se ingiere; por eso las partes verdes de la patata (hojas y tallo) deben desecharse. No se conocen muchos casos de intoxicación, pero conviene tener cuidado. Su ingestión puede producir gastroenteritis, vómitos y depresión respiratoria. En los tubérculos no se encuentra este alcaloide, o si lo hace, es en cantidades mínimas, insuficientes para provocar una intoxicación.

En cuanto a las virtudes de la patata, se dice de ella que es un buen antiácido, indicado en casos de gastritis, úlcera gastroduodenal, o simplemente ardor de estómago. Desde luego, se trata de un alimento altamente nutritivo, que combina prácticamente con todo. La única precaución que hay que tener en cuenta es la de no abusar de ella si se tiene tendencia a engordar, y mucho menos frita; o de lo contrario, atenerse a las consecuencias.

Administración

  • Jugo fresco. Se extrae el jugo de la patata por métodos mecánicos. La dosis usual establecida para que actúe como antiácido es de 100-150 cc. del jugo, 3 ó 4 veces al día.
  • Polvo. La patata rayada, puesta en forma de pomada o cataplasma, se puede usar de forma tópica en quemaduras, eczemas o cualquier síndrome acompañado de prurito. Cocida, frita, asada o de cualquier otra manera resulta un alimento exquisito y es la mejor forma de aprovechar este tubérculo americano.