Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Pulsatilla (Anemone pulsatilla)
Tipo: Herbácea
Familia: Ranunculáceas

Castellano: Hierba del viento
Catalán/Català: Pusatilla

Habitat: Laderas soleadas
Floración: Primavera
Se utiliza: Raíz, hojas y flores
Usos: Antitusígeno, Antibacteriano, Antiespasmódico

Planta

Pulsatilla (Anemone pulsatilla)

Denominaciones

Anemone pulsatilla, Flor del viento, Hierba del viento, Pulsatilla, Pusatil.la

Descripción

La pulsatilla es una planta herbácea de la familia de las ranunculáceas. Posee un rizoma bastante grueso de color negro, introducido en la tierra de manera oblicua; de este rizoma parte un tallo que no alcanza mucha altura, con hojas segmentadas en lacinias lineares y cubiertas, al nacer, de una vellosidad larga y sedosa, que va cayendo a medida que la planta se hace mayor. Cada tallo produce una sola flor terminal.

Esta planta se cría principalmente en dos zonas de la Península: una es la zona pirenaica y la otra la cuenca superior del Ebro.

Floración

La pulsatilla florece en primavera. Estas flores se componen de seis sépalos lanceolados, puntiagudos y cubiertos de vello; son de color violeta algo púrpura. De uso medicinal son las flores que acabamos de describir, junto con las hojas y la raíz.

Aplicaciones

De la pulsatilla se puede extraer, por procesos químicos simples, un líquido volátil de color amarillo, que al principio se pensó que era anemonol. Posteriormente se comprobó que era otro compuesto de distinta naturaleza, que tratado convenientemente se convertía en ácido anemonico. Además contiene diversas saponinas, taninos y una resina.

De sus virtudes cabe destacar que fueron reconocidas hace más de 200 años, sobre todo entre los médicos de la escuela homeopática. Como ya sabemos, la homeopatía es una ciencia que se basa en principios distintos a la medicina tradicional. Su fundador, Hahremann, preconizaba que los síntomas de una determinada enfermedad se curaban administrando sustancias que a dosis altas provocaran esos mismos síntomas, pero en dosis muy diluidas. De la planta que ahora nos ocupa se decía que podía provocar hasta mil síntomas distintos, siendo por ello ampliamente utilizada. En general se le considera una planta con efectos sedantes sobre el sistema nervioso; esto le confiere poderes sobre todo para calmar la tos rebelde, controlar espasmos, etc. Y hay quien dice que tiene efectos antibióticos, aunque esto está todavía por demostrar. En cualquier caso, su uso doméstico no está indicado, ya que si lo manejan personas inexpertas, puede resultar tóxica. Por ello, se debe escuchar y obedecer las recomendaciones del médico, que es quien puede prescribir éste o cualquier otro remedio.

Administración

Hoy en día se utiliza la planta fresca para preparar remedios homeopáticos. Este tipo de medicamentos no se pueden preparar de forma casera, pues requieren de cierta tecnología que no está al alcance de todos. Por ello, la única manera de poder acceder a estas formulaciones es -previa prescripción por parte del médico- acudiendo a la oficina de farmacia más cercana.

En algún sitio se recomienda emplear esta planta en forma de tintura alcohólica, pero lo mejor es dejarse orientar por el especialista médico.