Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Tomatera (Solanum lycopersicum)
Tipo: Herbácea
Familia: Solanáceas

Castellano: Tomate
Catalán/Català: Tomaquera
Gallego/Galego: Tomateira

Habitat: Canarias y Península
Floración: Primavera y otoño
Se utiliza: Fruto
Usos: Vitamínico A, B y C

Planta

Tomatera (Solanum lycopersicum)

Denominaciones

Solanum lycopersicum, Tomaquera, Tomate, Tomateira, Tomatera

Descripción

La tomatera es una planta anual de tallos tendidos que suelen medir hasta un metro de longitud, excepto alguna de sus variedades que puede alcanzar hasta cuatro metros.

Estos tallos se encuentran poco ramificados, con pelitos finos y prolongados. Las hojas quedan sostenidas por un pezón largo, dividiéndose en segmentos desiguales, con alternancia de cortos y largos. Las flores componen ramilletes laterales y están sostenidas por un cabillo común. En cuanto al fruto, poco cabe decir que no se conozca: el nombre común aceptado es el de tomate, aunque técnicamente se denomina baya. Es redondeado, ovoide o deprimido. El color del tomate es de un rojo vivo, aunque existen muchas variedades.

Se cría en las huertas de todo el país.

Floración

Florece en primavera y esta floración se mantiene hasta bien entrado el otoño. En España existen algunas provincias que consiguen tener el fruto casi todo el año, como Murcia, Valencia y algunas zonas de Andalucía. Las tomateras son muy sensibles al frío; si las temperaturas descienden por debajo de los -3 °C, se suelen helar. Por esta razón es una planta de cultivo estival.

Evidentemente la parte que interesa desde el punto de vista médico es el fruto, aunque -como ahora veremos- más que un fruto medicinal se trata de un gran complemento nutritivo en cuanto a vitaminas se refiere. De su recolección no merece la pena ocuparse, puesto que lo podemos encontrar en cualquier época del año, con sólo ir al supermercado más cercano.

Aplicaciones

En la composición del tomate podemos encontrar hasta un 90% de agua -es el componente mayoritario. También posee hidratos de carbono, sustancias nitrogenadas, grasas, ácido cítrico y otras sustancias orgánicas. Los principios activos más importantes del tomate son las vitaminas A, B y C. En efecto, posee una gran riqueza en estas vitaminas, por lo que supone un gran complemento nutricional para todas las personas que quieran mantener una dieta rica y sana.

Gracias a la vitamina A, el tomate defiende al organismo frente a numerosas infecciones de boca, garganta, nariz y de otras de órganos internos, como la vejiga y los riñones. La vitamina B, por su parte, estimula las funciones de la digestión. En cuanto a la vitamina C, su principal virtud estriba en que nos protege frente al escorbuto -enfermedad hoy prácticamente olvidada en los países desarrollados, pero que antiguamente causó muchos estragos. Además, esta vitamina se considera necesaria para mantener en buen estado las encías y los dientes.

El tomate es originario de los países intertropicales americanos.

Administración

Más que un remedio médico, el tomate se emplea como alimento, formando parte de todo tipo de ensaladas, guisos, sales, etc. Por esta razón, las formas de administración de este exquisito fruto se pueden encontrar en cualquier recetario de cocina. La única precaución se refiere a que no hay que tomar los tomates excesivamente verdes, ya que contienen solamina, sustancia tóxica que se encuentra en muchas solanáceas.