Fitoterapia. Plantas medicinales con sus nombres, descripción, familias, usos, aplicaciones, floración, etc. Remedios caseros con plantas medicinales. Documentación adicional sobre plantas medicinales. Fórmulas magistrales.

Plantas medicinales

Nombre: Zaragotana (Plantago psyllium)
Tipo: Herbácea
Familia: Plantagináceas

Castellano: Psilio, zargatona
Catalán/Català: Sargantana, pucera vera
Vasco/Euskara: Kukuso-belarr

Habitat: Lugares arenosos
Floración: Primavera y verano
Se utiliza: Semilla
Usos: Antiinflamatorio, Estreñimiento

Planta

Zaragotana (Plantago psyllium)

Denominaciones

Kukuso-belarr, Plantago psyllium, Psilio, Pucera vera, Sargantana, Zaragotana, Zargatona

Descripción

La zaragotana es una hierba perteneciente a la provechosa familia de las plantagináceas. La planta se conoce desde la antigüedad, pero su empleo como laxante es relativamente moderno, según veremos más adelante. Es una planta velluda y glandulosa, de tallo muy simple, erguido y por lo general con hojas enfrentadas, lineales y sin rabillo. Las flores se agrupan en cabezuelas de forma ovoide, que nacen en las axilas de las hojas superiores. Cada pequeño fruto contiene un par de semillas negras, brillantes y con una hendidura en uno de sus costados.

Se cría en lugares arenosos, bien cultivada o bien silvestre, por toda la Península e islas Baleares.

Floración

El psilio florece en primavera y verano, e incluso antes en algunas zonas del sur. De la recolección lo que más interesa en la actualidad son las semillas. El problema es que se necesita un gran número de estas semillas y no basta con disponer de unas pocas plantas naturales, sino que hay que cultivarla en grandes cantidades. Se recomienda sembrarla a finales del invierno. La semilla plantada hay que recubrirla con poca tierra. Por la zona centro de la Península se recolecta la cosecha a mediados de agosto; así, se pueden obtener grandes cantidades de semilla.

Aplicaciones

Las semillas de zaragotana son muy ricas en mucílagos ácidos. Esta abundancia en mucílagos confiere a estas semillas una suave acción laxante de tipo mecánico. Esto significa que este mucílago, en contacto con el agua, se va hinchando a su paso por el aparato digestivo; así, aumenta el volumen de las heces, estimulando los movimientos peristálticos del intestino -lo que se traduce en una deposición sana y sin esfuerzo. Además, este mucílago arrastra consigo grasas y otras sustancias nocivas, por lo que complementa su acción laxante con una acción hipolipemiante e hipoglucemiante. En resumen, para las personas que padecen de estreñimiento, la mejor manera de combatirlo es aumentar el consumo de sustancias ricas en fibras y mucílagos, junto con un aumento de consumo de agua. El uso de cualquier otra sustancia laxante siempre conlleva un perjuicio al organismo, pues no actúan favoreciendo el funcionamiento normal del intestino, como lo hacen las semillas de zaragotana. En cualquier caso, las personas que padecen este problema de estreñimiento deben consultar con su médico o farmacéutico, quienes les asesorarán como es debido.

En uso tópico esta planta se ha usado mucho en abscesos, forúnculos, dolores reumáticos, heridas, eczemas y quemaduras. En todas estas aplicaciones externas ha demostrado tener buenas acciones antiinflamatorias y demulcentes.

Administración

  • Maceración. Se pone en agua una cucharada grande de semillas y se deja en maceración durante media hora. Se debe tomar en ayunas con otro vaso de agua. Si a los 3-4 días no se nota el efecto entonces hay que duplicar la dosis de semillas y de agua.
  • Polvo. Normalmente las semillas de zaragotana se encuentran en forma de polvo, en sobres o en cualquier otra forma sólida. La dosis habitual es de 5 a 15 gr. al día, repartidas en varias tomas, y siempre con abundante agua.